• B.K.S. IYENGAR

Bellur Krishnamachar Sundararaja ( BKS ) Iyengar nació el 14 de diciembre de 1918 en Bellur, India. Su padre, Sri Krishnamachar era maestro de escuela , heredando Guruji estas cualidades desde muy temprana edad. Durante toda su infancia sufrió muchas enfermedades como malaria , fiebre tifoidea y tuberculosis. A la edad de 16 años fue introducido por primera vez al yoga por su Guru Sri T. Krishnamacharya.
A los 18 años fue enviado a Pune por su Guru para enseñar y predicar yoga sabiendo muy poco inglés .

Guruji fue un practicante sincero y comprometido. Su propia práctica lo ayudó a explorar y alcanzar perfección en las posturas . Esto se vio reflejado en sus enseñanzas a través de los años.
Las enseñanzas de Guruji fueron por primera vez publicadas en 1966 en el libro la Luz del Yoga . Este libro fue traducido en 18 idiomas. Es autor de 14 libros sobre el tema.

http://bksiyengar.com/modules/Referen/Books/book.htm

Guruji fue la primera persona en enseñar a grupos grandes. Él pone gran énfasis en la precisión y la alineación en la práctica de asanas.
Guruji produce una transformación automática en la mente y los hábitos de las personas.

”Yoga es ciencia, arte, filosofía, religión, cultura…Un método para transformar la mente desde adentro…un camino para alcanzar el estado de chitta vritti nirodha” BKS Iyengar.

En 1975 se inauguró el Ramamani Iyengar Memorial Yoga Institute en Pune, donde en la actualidad sigue funcionando bajo la dirección de sus hijos Geeta y Prashant  Iyengar.

Ha enseñado a varias personalidades famosas como Yehudi Menuhin, quien se convirtió en su discípulo y fue quien lo introdujo a Occidente para que enseñara por primera vez.

En 1998, para celebrar su octogésimo cumpleaños,  se realizó en Pune , una convención donde enseñó a más de 800 alumnos de todo el mundo.

Una vez más, en el año 2000, dirigió un curso especial para maestros Senior “Iyengar Yoga” de casi 40 países.
Guruji fue reconocido por la revista TIME como una de las 100 personas más influyentes del mundo.

En el año 2009 Guruji visitó Rusia y enseñó durante cuatro días a 650 personas. Fue acompañado por su nieta Abhijata Shridar; alumnos indios, Devki Desei, Arti Mehta, Zubin, Amit Pawar, Raya y los maestros Senior internacionales: Faeq Biria (Francia), Manouso Manos (US), Patxi Lizardi (España) y Clé Souren (Países Bajos).

En Junio del 2011  a los 50 años después de su primera clase pública en Occidente, Guruji enseñó a 1300 practicantes en una reunión cumbre en China, a los 92 años.

Falleció el 20 de agosto de 2014, a la edad de 96 años
Gracias a su dedicación, compromiso y generosidad en la transmisión es que hay ahora millones de personas en el mundo entero que pueden experimentar los beneficios del Yoga.

Extractos del libro Luz sobre la Vida, de B.K.S. Iyengar.

“Empecé con el yoga hace mas de setenta años, cuando lo que aguardaba a un buscador espiritual que siguiese el camino del yoga era el ridículo, el rechazo y la condena más absoluta. Quería vivir como un cabeza de familia normal y corriente, con todas las pruebas y tribulaciones de la vida y llevar mi práctica de yoga a las personas corrientes que compartían conmigo una vida de trabajo, matrimonio e hijos. En la época en la que nací, en Diciembre de 1918, la India estaba siendo devastada por una catastrófica epidemia mundial de gripe. Mi madre, se hallaba en las garras de la enfermedad estando embarazada de mi. Y como resultado de ello nací con una naturaleza enfermiza. Era tan frágil que de hecho no esperaban que sobreviviese. Esa fragilidad y mala salud me acompaño de manera constante durante los primeros años. Sufrí innumerables dolencias, incluyendo ataques de malaria, fiebre tifoidea y tuberculosis. Años más tarde mi hermana contrae matrimonio con Shriman T. krishnamacharya, venerable y respetado erudito tanto en filosofía como en sánscrito y había completado sus estudios en el Himalaya. Al ver que mi estado de salud general era tan pésimo, mi cuñado me recomendó un régimen de práctica yoguica para que me fortalezca a fin de poder hacer frente a los retos que debería encontrar al acercarme a la madurez…Así fue como inicie mis estudios en yoga en la escuela de mi cuñado. Fue un momento decisivo en mi vida, el momento en que tuve un encuentro con mi destino, teniendo que decidir si lo abrazaba o echaba a correr. Así fue como S.T.Krishnamacharya, se convirtió en mi reverenciado profesor y gurú. Tras cumplir 18 años me enviaron a Pune a difundir la enseñanza del yoga. Mi cuerpo se fue convirtiendo en mi principal instrumento para saber que era el yoga. Ese lento procesó de refinamiento empezó entonces y continúa en mi práctica hasta el presente. A lo largo de ese tiempo la práctica de yoga me reporto incontables beneficios físicos y me ayudo a dejar de ser un niño enfermizo y delicado para convertirme en un hombre razonablemente en forma y ágil. Mi propio cuerpo fue el laboratorio en el que pude comprobar los saludable beneficios del yoga, pero también me di cuenta de que el yoga tenía tantos beneficios para mi cabeza y mi corazón como para mi cuerpo. Sería imposible sobrevalorar la gratitud que siento hacia esta gran disciplina que me salvo y me ennobleció”.